¿Usted es Nicaragüense o del pacífico?

Si mi cuerpo fuese Nicaragua. Mi lado derecho sería el pacífico y mi lado izquierdo el caribe, ahí donde tengo el corazón y la mitad de otros órganos.

Hace 11 años fui testigo de un pueblo con raíces, autóctono, histórico aunque eso les cueste exclusión.

Percibí a Bluefields como una partecita del Caribe. Había algo dentro que ardía y se sentía atraída por esa fuerza ancRAASestral. Y que no me digan que eran los hombres porque no fue así, no conocí ninguno (esa vez). Bluefields en representación de la RAAS, con sus etnias Creoles como predominantes, sus gestos, su idioma, su fuerza, su presencia.

Algunas casas de tambo, pero la mayoría de concreto como consecuencia de la devastación vivida con el Huracán Juana. Construcciones con influencia inglesa se presentaban como reflejo de otro mundo dentro de Nicaragua. Pero el centenario significaba que Bluefields había sido elevada a ciudad, ya con más concreto en las calles, más empresas, más presencia de la globalización. Tiene algo común con Managua: un reservorio maravilloso de agua contaminada en su alrededor.

Años después conocí Bilwi. Calles con tierra roja, casas de tambo en todos sus estilos. La etnia miskita con su presencia humilde en diferentes entornos. Pude ver una ciudad más dispersa, terrenos más amplios, el mar azul que se muestra imponente a la orilla de la ciudad. Sigue leyendo «¿Usted es Nicaragüense o del pacífico?»

Un pueblo sin poder

Nací en medio, en 1985. 5 años antes de la gran pérdida del FSLN y 6 años después que se derrocara la dictadura somocista. No viví en carne propia la incertidumbre somocista ni recuerdo mi vida dentro del periodo sandinista.

Mis vagas memorias sobre la revolución varían entre: crecer en un CDI, ir con mi mama a la tumba de Carlos Fonseca y a la Plaza de la Revolución, ver el montón de gringos que iban y venían con donaciones y que la Contra mató al padrino de una de mis primas. A Felipe.

A él no lo recuerdo, pero en la cuadra donde crecí él era nuestro mártir. Todavía los 2 ancianos, su mamá y papá guardan sus fotos, sus recuerdos. Todavía cuentan anécdotas de Felipe.

Entonces siempre veo la dictadura como esos dolores colectivos que nos vuelven mártires a todas y todos.   Tanto a quienes vivimos como a quienes fueron asesinados.  Me pregunto si con tantos mártires que tenemos, ¿será que a la gente le importan sus vidas, sus sacrificios? Tristemente los mártires fueron personas que actuaron sus ideales pero murieron en el intento.

Mientras que los vivos (en todo el sentido de la palabra) siguen dominando el anhelo colectivo a esas luchas pasadas. Los mismos actores de antes siguen dominando nuestra historia, restándole iniciativa y poder a los nuevos pueblos.  Los de una lado y del otro. No creo que ninguno sea derecha o izquierda. Solo son adversarios entre sí. Esos actores que poco a poco van muriendo, pero viviendo a través de sus mandatos, sus ideologías. De ahí el titulo: somos un pueblo sin poder propio.

Las sociedades han pasado por un ensayo – error constante, divagando entre dictaduras, aristocracias, democracias, monarquías y anarquías. Existen tantos regímenes construidos desde los ángeles y demonios colectivos, que ninguno es totalmente puro. De ahí que algunos prefieren las dictaduras y otros las democracias Sigue leyendo «Un pueblo sin poder»

La treintona

-¿Cuántos años tenés?

– 29

– ¡ Ah Casi 30!

– No, 29

Así empezó mi regresión en mi tiempo. Si buscas en la web hay miles de artículos sobre cómo vivimos las mujeres el llegar a los 30 años. Cómo lo viviré por que a mí me faltan 8 meses y ya me dio “canillera “

Definitivamente ya veo fotos donde digo: ¡Cómo pasa el tiempo! Ahí no tenía esta arruga que tengo ahora o me miraba más chavala. Pero si recuerdo mis pensamientos en esos momentos eran también igual, sentía que iba creciendo.

La industria y el machismo nos juegan una trampa fatal: Envejecer con miedo. Y no digo que 30 años es estar vieja, pero ya pesan.

Iba con mi sobrina de 15 años y me dijeron: adiós suegra ¡Casi me da un infarto! No solo por el atrevimiento morboso hacia mi sobrina sino porque osaron a creer que yo podría ser la madre. Mientras mi sobrina se reía gozando de sus primaveras, yo navegaba por aquellos pensamientos que aun conservo de mi adolescencia, busqué miles de bromas y auto cotejos hasta que me dije:

Sigue leyendo «La treintona»

Soy egoísta

Tengo dos amigas a las que siempre les he dicho: soy egoísta. Nunca me creen y siempre temerosas de semejante pecado me dicen: ¡No digas eso, vos no sos así! Pero sí lo soy y cuando he dejado de serlo no me ha ido nada bien.

-¡Qué felices somos aquí! -se decían unos a otros.

– Pero un día el Gigante regresó. (…) Al llegar, lo primero que vio fue a los niños jugando en el jardín.

-¿Qué hacen aquí? -surgió con su voz retumbante.

Los niños escaparon corriendo en desbandada.

-Este jardín es mío. Es mi jardín propio -dijo el Gigante-; todo el mundo debe entender eso y no dejaré que nadie se meta a jugar aquí.

Y, de inmediato, alzó una pared muy alta, y en la puerta puso un cartel que decía:

ENTRADA ESTRICTAMENTE PROHIBIDA
BAJO LAS PENAS CONSIGUIENTES

Era un Gigante egoísta…  (De Oscar Wilde)

No, no soy de ese tipo de egoísta. El egoísmo moral en lo cual radica mi postura, se trata de no hacerle a los demás lo que no me gustaría que me hagan, en otras palabras: hacer siempre lo que me gustaría que hicieran para mí.

Sigue leyendo «Soy egoísta»

LOS DETERMINANTES DE LA F E L I C I D A D

En pocas palabras posesión de bienes y calidad de vida = felicidad

sentipensarlovivido

Transformar lo subjetivo en objeto de estudio parece un reto que las diferentes ciencias exactas han querido asumir y que, con las herramientas modernas de las que disponen en la actualidad, han mejorado en su afán por conseguirlo. Un esfuerzo similar hace la ciencia económica, por ejemplo, con la economía experimental que intenta descubrir en un laboratorio la esencia de la conducta del consumidor o los modelos econométricos que se popularizan y que nunca olvidan usar la cláusula ceteris paribus.

 

La felicidad y el éxito, entre otros temas que parecen destinados a ser abordados desde la perspectiva religiosa, filosófica o metafísica, son temas que en la actualidad atraen a la ciencia económica y tientan a las matemáticas y su labor modeladora a capturar su esencia, vendiéndose como tema innovador por el solo hecho de informar (al público en general) y recordar (a los economistas en particular) que ella…

Ver la entrada original 1.036 palabras más